Si te ves obligado a comer fuera de casa la mayoría de los días, la mejor opción es acudir a un restaurante con menús diarios en Alcobendas ya que, de este modo, tu alimentación no se resentirá por tener que comer cosas frías o del tiempo (si en tu oficina no disponen de microondas), o por tener que elegir alternativas poco saludables como la comida rápida.

La elaboración de menús diarios en Alcobendas es una forma práctica que tienen los restaurantes para dar a conocer su cocina a precios asequibles o con una estupenda relación calidad-precio.

Su origen lo encontramos en la década de los años 60, cuando se estableció un menú turístico que debía constar de dos platos y de un postre regado con vino nacional o sangría, pero que siempre debía llevar especialidades de nuestra gastronomía, tales como la paella o la tortilla de patatas.

¿Sabes cuáles son las reglas básicas que se deben seguir para elaborar un buen menú? Continúa leyendo para descubrirlo. Lo primero es saber quiénes son los destinatarios de ese menú: si son clientes obreros, ejecutivos o de ocio. Los primeros suelen tener poco tiempo, los segundos más presupuesto, pero también exigen más calidad y los terceros frecuentan, sobre todo, las zonas más turísticas.

Otro dato a tener en cuenta es la temporada del año en la que nos encontramos con el fin de ofrecer productos frescos y de cercanía. El precio variará en función de muchos aspectos, pero que se trate de un negocio familiar o de una gran empresa tiene una incidencia directa.

Es importante que el menú vaya rotando porque, de lo contrario, si se repiten demasiado los platos es posible que los clientes lo asocien a que son sobras del día anterior. En el Rincón de Jaime podrás elegir entre cuatro primeros y cuatro segundos a un precio asequible. ¡Anímate a visitarnos!