Tel: 91 229 29 72 -

La cocina casera de toda la vida

La cocina casera de toda la vida

Ahora que llegan el invierno y las bajas temperaturas muchos de los clientes que vienen a disfrutar de nuestros menús diarios en Alcobendas saben que entre los cuatro primeros platos que ofrecemos todos los días para elegir, al menos uno de ellos va a ser de los llamados “de cuchara”. Y eso incluye un plato del que ya hemos hablado en varias ocasiones como es el tradicional cocido madrileño.

Nuestra cocina tradicional esta cuajada de deliciosos platos de cuchara. Fabada asturiana, judiones de La Granja, alubias de Tolosa, cocido maragato, montañés, manchego… y también de ricos guisos y estofados con las carnes más variadas y diversas: Cordero, conejo, jabalí, cabrito… Hemos podido comprobar, sin embargo, que muchos de los clientes que vienen a comer nuestros menús diarios en Alcobendas no tienen demasiado claras las diferencias entre cocidos, estofados o guisos desconociendo que hablamos de tres formas diferentes de preparación de un plato.

Empecemos por decir que para preparar un guiso es esencial que una de  las carnes sea rica en grasa que se irá licuando a medida que el plato se vaya haciendo al fuego en el recipiente en el que habremos colocado todos los ingredientes junto con un poco de agua. Este es una de las diferencias principales de los guisos y los cocidos pues en éstos últimos, a medida que avance el tiempo de cocción, deberemos añadir un poco de agua fresca para sustituir la que se evapora, mientras que en los guisos no añadiremos nada más.

Por su parte al preparar los estofados, taparemos la cazuela en la que tenemos los ingredientes, incluyendo también un poco de agua, aunque menos que en un guiso, para que sea ese vapor el que ayude a cocinar los alimentos.

Ven al Rincón de Jaime a disfrutar de nuestros menús diarios.