Una elección de vino correcta es un punto a favor para que disfrutes aún más de la comida en el restaurante y en los menús diarios en Alcobendas. Cada plato o producto en la alimentación deberá tener un tratamiento diferente que se plasmará en "el caldo" que pidas al camarero. En este sentido, deberás conocer a partir de estos momentos cuál es el mejor maridaje. A través de unas combinaciones que te serán muy gratas al paladar y no te dejarán indiferente. En primer lugar, los vinos blancos están destinados sobre todo a ensaladas, patés, pescados y mariscos. Será el complemento ideal para el consumo de estos alimentos.

El rosado, por otra parte, está más dirigido a determinadas entradas, como por ejemplo quesos frescos o fiambres (jamón, lomo o chorizo). También es muy aceptado si te vas a decantar en los menús diarios en Alcobendas por algún plato basado en vegetales. Al igual que en cualquier clase de mariscos a la plancha, como las gambas. El tinto, por su parte, tiene su mejor maridaje con toda clase de carnes, especialmente las rojas o de caza. Se adaptan mejor a las recetas más contundentes. En cambio, si vas a tomar un aperitivo es muy aconsejable que pidas un vino espumoso o achampañado. Potenciará el grato sabor de estos productos.

Por el contrario, en los postres siempre es una excelente decisión optar por algún vino dulce. Sobre todo para acompañar a quesos azules y toda clase de repostería basada en el chocolate. Darán un toque muy exquisito para culminar de la mejor forma posible la comida que has tenido en el restaurante. En este sentido, en el Rincón de Jaime tenemos una amplia carta de vinos de todas clases y marcas para que los puedas acompañar con los platos o tapas que vayas a elegir.